Buró Político del Partido Comunista Revolucionario de Bolivia (PCRB)

La Comisión de Región Amazónica, Tierra, Territorio, Agua, Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que abroga la intangibilidad del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (TIPNIS) establecida en la Ley 180, y que abre la posibilidad de construir la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, que parte esta reserva.

La construcción de esta carretera responde a los intereses del proyecto de Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) con préstamos y contratos de servicio del Brasil, y se ha convertido en un capricho del gobierno actual a pesar de la resistencia de los pueblos indígenas del TIPNIS y la intangibilidad declarada del territorio. La política de represión feroz desatada por el gobierno en la Marcha Nacional por la Vida (Chaparina, 2011) contra los marchistas es muestra clara de su política antiindígena.

El derecho a la consulta previa, garantizado por el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales, el cual Bolivia ratificó, ha sido pisoteado por el gobierno actual imponiendo los intereses de la burguesía regional encima de la voluntad de los pueblos del TIPNIS. En el Territorio viven los pueblos Mojeño, Yuracaré y Chimán. La biodiversidad del TIPNIS se representa con más de 602 especies de plantas, 108 especies de mamíferos, 470 especies de aves, 39 especies de reptiles, 53 especies de anfibios, 188 especies de peces y 127 especies de insectos (Datos de CEADL).

La expansión de la frontera agrícola, la abrogación de la intangibilidad del TIPNIS y la amenaza de la carretera son políticas que atentan contra el derecho a la auto-determinación de los pueblos e mantienen el modelo de desarrollo extractivista en el país. Los comunistas bolivianos exigimos el respeto a la consulta previa y la auto-determinación de los pueblos del TIPNIS; comprendemos la necesidad de la integración nacional, para lo cual consideramos preciso una planificación económica respetando los Parques Nacionales y Territorios Indígenas, la recuperación de nuestros ferrocarriles y el ejercicio pleno de la autodeterminación. ¡El TIPNIS se respeta! ¡Por la autodeterminación de las nacionalidades y pueblos indígenas!