Condenamos los hechos que significaron la muerte de nuestro camarada Víctor Ramón Navarro Serrano, “Megateo”, y de otra decena de combatientes integrantes del Ejército Popular de Liberación (EPL) el pasado 3 de octubre de 2015, como actos que no dudamos en calificar como verdaderos crímenes de Estado. Denunciamos al gobierno de Juan Manuel Santos como enemigo de la paz con justicia social, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Repudiamos el asesinato cobarde y cruel de hombres y mujeres del pueblo, los bombardeos y demás violaciones al derecho internacional humanitario, que dejan claro que la propuesta de paz del gobierno de Santos no es más que una artimaña que tiene como propósito perpetuar la injusticia, la antidemocracia y la violencia contra el pueblo.

Reiteramos nuestro apoyo a la lucha del pueblo colombiano por el cambio, la soberanía y la libertad, y en esa perspectiva a todas las acciones que promueven el Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) y el EPL por la conquista de la paz con justicia social y la apertura democrática en Colombia.

La XXI reunión Plenaria de Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas (CIPOML),

CONSIDERANDO:

  1. Que en hechos que enlutan a todos los comunistas y revolucionarios del mundo hemos conocido la muerte de nuestro camarada Víctor Ramón Navarro Serrano, conocido en las filas revolucionarias como “Megateo” y de otra decena de combatientes populares integrantes del Ejército Popular de Liberación (EPL) el pasado 3 de octubre de 2015.
  2. La muerte de los camaradas se registra en medio de los combates, los bombardeos y la labor de exterminio que desarrolla el gobierno de Colombia contra los combatientes populares miembros del Ejército Popular de Liberación (EPL) en la extensa zona colombiana del Catatumbo.
  3. Que, como producto de los bombardeos que violan el derecho internacional humanitario y de los combates que en resistencia siguen extendiéndose a lo largo y ancho de la región del Catatumbo y la frontera colombiano-venezolana, numerosas familias de campesinos y obreros agrícolas sufren la detención y el encarcelamiento, el desplazamiento a las cabeceras municipales y otro sinnúmero de violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas del Estado. Las denuncias que actualmente se generalizan son desconocidas por las autoridades oficiales y opacadas en gran medida por los medios de comunicación.
  4. Que el imperialismo norteamericano y el gobierno de Colombia, utilizando todos los medios de comunicación a su alcance, promueven una agresiva y sistemática campaña internacional de desprestigio y deslegitimación política del Ejército Popular de Liberación (EPL) y de la lucha armada revolucionaria que promueve actualmente en Colombia, en la que se difunde de forma falaz y vergonzante que el EPL constituye una banda de delincuentes, terroristas, facinerosos y narcotraficantes.
  5. Que dicha campaña en nada borra los propósitos revolucionarios que caracterizan al EPL como una organización que, junto al pueblo y bajo la dirección del Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista), lucha por la conquista de un orden social justo y democrático que haga posible una verdadera paz con justicia social.
  6. Que avanza en Colombia un plan de contención dirigido a abortar la lucha de los trabajadores y el pueblo por cambios estructurales que posibiliten la libertad política, el bienestar y la paz con justicia social. El asesinato y la detención de luchadores populares pertenecientes a diferentes organizaciones y fuerzas políticas del campo popular, las constantes violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, así como la acentuación de medidas y políticas que profundizan la pobreza y la dependencia, contradicen los propósitos de un gobierno que de manera engañosa se presenta como amigo de la paz.
  7. Que la vida de los camaradas y combatientes del EPL caídos en estos hechos que denunciamos son un digno ejemplo de entrega a la causa libertaria del pueblo, a la defensa de sus intereses, el derecho de autodeterminación y el socialismo.

RESUELVE

  1. Condenar los hechos en los que mueren nuestro camarada Víctor Ramón Navarro Serrano, “Megateo”, y otra decena de combatientes integrantes del Ejército Popular de Liberación (EPL) el pasado 3 de octubre de 2015, como actos que no dudamos en calificar como verdaderos crímenes de Estado.
  2. Denunciar al gobierno de Juan Manuel Santos como enemigo de la paz con justicia social, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Repudiamos el asesinato cobarde y cruel de hombres y mujeres del pueblo, los bombardeos y demás violaciones al derecho internacional humanitario, que dejan claro que la propuesta de paz del gobierno de Santos no es más que una artimaña que tiene como propósito perpetuar la injusticia, la antidemocracia y la violencia contra el pueblo.
  3. Exigir del gobierno de Juan Manuel Santos el cese de los bombardeos y demás atropellos al derecho internacional humanitario.
  4. Exigir al gobierno de Juan Manuel Santos respeto a los derechos y libertades de las comunidades del Catatumbo y la frontera colombiano-venezolana, brindando garantías e instrumentos que posibiliten a las familias desplazadas volver a sus lugares de origen. En igual medida exigimos libertad para los trabajadores y campesinos actualmente detenidos, así como el archivo total de los procesos penales en curso.
  5. Reiteramos nuestro apoyo a la lucha del pueblo colombiano por el cambio, la soberanía y la libertad, y en esa perspectiva a todas las acciones que promueven el Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) y el Ejército Popular de Liberación (EPL) por la conquista de la paz con justicia social y la apertura democrática en Colombia.
  6. Expresar nuestras condolencias, solidaridad y apoyo al Ejército Popular de Liberación, a las familias de los camaradas y combatientes caídos, al pueblo del Catatumbo y al Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) por tan dolorosa pérdida, que enluta a todos los revolucionarios del mundo.
  7. Exaltar en cada uno de nuestros países las calidades morales y político-revolucionarias de los camaradas y combatientes caídos.

¡HONOR Y GLORIA A TODOS LOS CAMARADAS Y COMBATIENTES CAÍDOS!

Octubre de 2015