[Leer Intervención del camarada Raúl Marco en el mitin internacional de Estambul] El pasado 23 de noviembre, nuestro partido hermano de Turquía, el EMEP, como colofón a la reunión plenaria de la CIPOML que había tenido lugar días antes en su país, organizó un acto en Estambul para conmemorar los veinte años de la constitución de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML).

En un polideportivo abarrotado por miles de personas (fueron muchas las que no pudieron entrar en el recinto), decorado con banderas y pancartas con consignas revolucionarias y del momento (los acontecimientos de Kobani, de Burkina, de Túnez, del Próximo Oriente, etc.), y vibrante de consignas coreadas por miles de gargantas y puños en alto, el ambiente respiraba entusiasmo. Hay que destacar el gran número de jóvenes y de mujeres, junto a otros menos jóvenes pero siempre revolucionarios militantes.

Los altavoces anunciaron que las delegaciones internacionales iban a hacer acto de presencia. Fue realmente emocionante la entrada de los delegados de los 21 partidos y organizaciones internacionales, junto a los dirigentes del EMEP encabezados por su Presidente, la camarada Selma, recibidos con una atronadora ovación y gritos.

La camarada Selma tomó la palabra: su discurso, sobrio y bien centrado, despertó el entusiasmo del público militante. Acto seguido llamó uno a uno a los representantes de los 21 partidos y organizaciones internacionales, que subieron al estrado junto a ella. Las ovaciones se sucedían según nombraba a los representantes de las delegaciones. Enseguida dio la palabra a nuestra delegación, que había sido elegida por todos para hablar en nombre de la CIPOML.

Siguieron después actuaciones musicales de gran calidad: entre ellas, las del magnífico coro que entonó canciones revolucionarias de América Latina, como la conocida El pueblo unido jamás será vencido, cantada en castellano, y otras canciones europeas y turcas. Le siguieron otros grupos musicales kurdos y turcos.
Entre grupo y grupo, intervenciones políticas: la de la dirigente kurda de Kobani que puso a la gente en pie; la del representante de los mineros de Soma (varios de los cuales habían muerto días antes en la mina); la de un dirigente sindical... No podía faltar La Internacional, entonada en los diferentes idiomas.

Fueron cinco horas de entusiasmo, de alegría revolucionaria, de fraternidad. Y es de justicia subrayar el gran esfuerzo llevado a cabo por los camaradas del EMEP para sentar las bases del éxito de este gran mitin internacional en Estambul.

Por la mañana, ese mismo día tuvo lugar una rueda de prensa-almuerzo, en el Hotel Internacional de la Prensa de Estambul. Estaban presentes numerosos periodistas de la prensa, la radio y la televisión, así como intelectuales y varios dirigentes del Partido. Durante más de tres horas, los partidos y organizaciones internacionales presentes fueron interrogados sobre sus luchas, posiciones, aspiraciones, etc. Todo en un ambiente informal, sin protocolos, que hizo amena y relajada esa reunión.

En definitiva, un gran éxito del EMEP y del internacionalismo proletario.