Comunicados CIPOML

 

CIPOML logo mundo232PXtrans¡Fuera de la OTAN y de toda alianza imperialista! ¡Paremos la guerra ya! ¡Pan, paz y libertad para los trabajadores y los pueblos!

Es innegable que la lucha entre las potencias imperialistas por un nuevo reparto del mundo, por conquistar nuevos mercados, materias primas y zonas de influencia, es la causa fundamental del estallido de la guerra en Ucrania. En esta disputa, las maniobras para la expansión de la OTAN y el cerco a Rusia han jugado un papel importante. 

En este escenario de guerra que amenaza con extenderse, los días 29 y 30 de junio de 2022 se celebrará en Madrid la XXXII cumbre de la OTAN. Esta organización belicista definirá su "Estrategia 2030", consistente en una adaptación estratégica a la agudización de las contradicciones interimperialistas en todas las regiones del mundo.

Los nuevos conceptos de la OTAN, tales como «la Defensa Colectiva, la Administración de las Crisis y la Seguridad Cooperativa», tienen un significado: el imperialismo norteamericano quiere utilizar la OTAN para mantener su hegemonía mundial, identificando a las potencias imperialistas Rusia y China como enemigos permanentes y manteniendo una superioridad militar mediante el aumento de los gastos militares y el rearme continuo. Pero incluso aunque parezca que la OTAN está “unificada” bajo el liderazgo del imperialismo estadounidense, continúan las contradicciones entre los estados miembros de la OTAN, como por ejemplo entre EEUU, Alemania y Francia

Declaración Final de la XXVII Sesión Plenaria de la Conferencia Internacional De Partidos Y Organizaciones Marxista Leninistas (CIPOML)

La Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas informa a la clase obrera y a los pueblos del mundo la exitosa realización de su XXVII Sesión Plenaria, realizada en Santo Domingo, República Dominicana.

En un ambiente de unidad y fraternidad revolucionarias, hemos desarrollado un debate muy productivo y tomado posición respecto de la compleja situación económica y política que vive el mundo, y hemos definido orientaciones precisas para avanzar en el trabajo que nuestros partidos y organizaciones realizan con la clase obrera, así como con las demás clases explotadas y oprimidas, que forman parte de las fuerzas motrices de la revolución.

La CIPOML constata que vivimos un momento particularmente importante, que expresa la crisis general del capitalismo y crea mejores condiciones para el desarrollo de la actividad revolucionaria en cada país y a nivel internacional. La economía mundial enfrenta un nuevo momento de desaceleración en su ritmo de crecimiento, provocando preocupación en los círculos monopolistas y financieros que, hasta hace poco, proyectaban tasas de crecimiento más altas; pero sobre todo, asistimos a una evidente agudización de las contradicciones fundamentales de la época y, particularmente, a la exacerbación de las que contraponen a los monopolios y a los países imperialistas entre sí.

 

logoclasicos¡Salgamos a las calles el Primero de Mayo con una voz más fuerte contra la explotación y la agresión imperialista!

Comité de Coordinación de la CIPOML

A todos los obreros, obreras, naciones oprimidas, hermanas y hermanos.

El Primero de Mayo se acerca, el día internacional de unidad, lucha y solidaridad de la clase obrera, el día en que planteamos nuestras demandas en las calles contra la explotación capitalista y la agresión imperialista.

Lamentablemente, no podemos hablar de muchos cambios positivos en nuestras vidas desde el pasado Primero de Mayo. Trabajamos más en las fábricas, los lugares de trabajo y los campos, pero ni nuestros salarios han aumentado ni nuestras condiciones de trabajo y de vida han mejorado. Muchos de nosotros luchamos para llegar a fin de mes. Muchos de nosotros quedamos sin empleo por periodos más largos. Nuestra edad de jubilación se está elevando, pero no nuestras pensiones. No tenemos mucho tiempo para el ocio o las vacaciones. Las compañeras trabajadoras no tienen los mismos derechos que los hombres en este sistema capitalista que se ha apoderado de la hegemonía patriarcal de los sistemas de explotación anteriores. No pueden encontrar empleo fácilmente en todos los sectores, ni pueden obtener igual salario.

La tensión en Ucrania, que lleva varios meses en la agenda de Europa, se ha vuelto alarmante con la intervención militar que Rusia lanzó en este país desde el aire, la tierra y el mar tras reconocer las dos “repúblicas” autoproclamadas en el este de Ucrania.

La tensión comenzó cuando Rusia se anexionó Crimea y apoyó a las dos “repúblicas populares” autoproclamadas (Donetsk y Lugansk) en el este de Ucrania en respuesta a que Ucrania se volviera hacia Occidente con el “Golpe de Estado del Maidán” apoyado por Estados Unidos y la UE. Y cuando, con el estímulo de EEUU, la ambición de Ucrania de ingresar en la OTAN y el despliegue de misiles de largo alcance en su territorio estaban sobre la mesa, Rusia ha declarado estas sus “líneas rojas”.

La antigua tensión se reavivó cuando Rusia acumuló un gran número de tropas cerca de Ucrania, y se avivó aún más con su decisión de trasladar tropas al Donbás (Donetsk y Lugansk). Sin embargo, Rusia no se detuvo en Donbás y procedió a destruir la infraestructura militar de Ucrania para obligar a este país y a Occidente a renunciar a sus planes de adhesión a la OTAN, alegando que esto supone un riesgo para la seguridad de Rusia. Los países de la OTAN, especialmente Estados Unidos y el Reino Unido, se contentan con las sanciones económicas (y políticas), que, según dijeron, se intensificarán.

Declaración del Encuentro Europeo de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas (CIPOML)

Durante los dos años de pandemia de COVID-19, todas las cargas han recaído sobre la clase trabajadora y los pueblos: despidos, cierres patronales, costes adicionales e importantes restricciones en la vida. Mientras tanto, la explotación en las fábricas, a menudo sin una protección sanitaria adecuada, ha continuado e incluso se ha intensificado.

La pandemia ha mostrado abiertamente el mal estado de los sistemas de salud pública. En el marco de las reformas neoliberales, el sistema de salud se ha visto cada vez más sometido a la lógica del beneficio y ha sido recortado hasta dejarlo en los huesos. El objetivo principal ya no es el cuidado de las personas, sino los beneficios.

La carga de trabajo en la sanidad y los cuidados se ha vuelto insoportable. El personal del sector renuncia porque está al límite de sus posibilidades. Es necesario contratar a miles de trabajadores sanitarios. Hospitales y centros de salud han sido cerrados porque no daban suficientes beneficios.

¡Unidad de los trabajadores y del pueblo por el progreso social, por los derechos democráticos, por el respeto de la soberanía popular y por la paz!

Declaración de la Reunión Europea de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas

De nuevo soplan vientos de guerra en Europa. Se intensifica la propaganda de guerra. En Ucrania y sus alrededores sigue aumentando la mayor concentración de fuerzas armadas desde la Segunda Guerra Mundial. La situación de aguda tensión podría convertirse en un estallido de guerra que se expandiría en otros países.

Este actual conflicto es interimperialista; este es su carácter fundamental y pone su firma y huella a todos los acontecimientos que a diario ocurren.

En el origen del actual conflicto, avivan las contradicciones interimperialistas entre EEUU y Rusia con China; como la intensificación de la lucha por los mercados y las esferas de influencia económica y política, por el saqueo de los recursos naturales, el control de los recursos energéticos, especialmente el gas, y la exportación de capital, para un nuevo reparto del mundo. Una lucha que se amplificó en medio de crisis económica y la pandemia que ha determinado más división y una grave inestabilidad en las relaciones internacionales.

El movimiento obrero europeo planta cara a las agresiones del capital

Declaración de la Reunión Europea de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas

[English]

En Europa, como en el resto del mundo capitalista, la clase obrera está siendo sometida a renovados ataques por la burguesía del continente. Después de sufrir las desastrosas consecuencias de la crisis económica iniciada en 2008, la situación de pandemia está siendo aprovechada por el capital, una vez más, para hacer recaer sobre las espaldas de la clase obrera los costes de la recuperación de la actividad y de su preparación para hacer frente a la competencia interimperialista. Así, a las ayudas aportadas a las empresas por los distintos estados en los meses precedentes, se suma ahora la inyección de más de ochocientos mil millones de euros aprobada por la Unión Europea, a través de los fondos Next Generation, que suponen una brutal transferencia de recursos para los monopolios capitalistas, con el pretexto de la transición “ecológica” y digital. Una vez más, los capitalistas privatizan los beneficios y socializan la deuda generada. Junto a ello, el salario mínimo establecido por las normas europeas, y una nueva Autoridad Laboral Europea que impondrá cualesquiera “estándares laborales” que la UE decida, son un ataque encubierto a los trabajadores de Europa, a sus sindicatos y al sistema de negociación colectiva.

 

Comité Coordinador Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas

El partido hermano de Marruecos “Vía Democrática”, ha sido objeto de una escalada de represión contra sus activistas en diversos ámbitos de la actividad pública, varios de ellos se enfrentan a juicios, suspensiones y expulsiones laborales. No cabe duda de que este ataque, que se produce desde hace muchos años, tiene lugar en el contexto de sus posiciones coherentes y de principio sobre diversas cuestiones locales, árabes e internacionales, la última de las cuales es su postura ante el reconocimiento oficial del régimen marroquí al Estado sionista de Israel.

Los partidos y organizaciones afiliados a la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas:

- Condenamos la política de prohibición y represión que el régimen autoritario marroquí lleva a cabo contra nuestros compañeros y contra todas las fuerzas que se oponen a la tiranía, la subordinación y la corrupción.

- Renovamos el apoyo absoluto al partido hermano, “Vía Democrática”, en su lucha constante por un Marruecos nuevo, democrático, progresista y justo, y en su apego a su derecho innegociable a celebrar su V Congreso Nacional, lejos de cualquier forma de acoso o presión.

Asia, CIPOML

Nosotros, los miembros la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas (CIPOML) de la región de Asia occidental y del sur que suscribimos este documento, nos reunimos bajo las condiciones actuales de la pandemia del COVID-19 para evaluar la situación actual en el mundo y en el Sur y Asia Occidental, revisar el trabajo de nuestros partidos y organizaciones en el período inicial de la pandemia y discutir los detalles del trabajo que estamos realizando bajo las condiciones de la “segunda ola” de la pandemia.

Le reunión inició con un momento de silencio en memoria del camarada Raúl Marco, cuya contribución a la formación de la CIPOML ha sido muy significativa.

La conferencia discutió el impacto de la pandemia del COVID-19 y la conducta de los respectivos gobiernos hacia los trabajadores y el movimiento obrero, y adoptó la siguiente declaración.

 Comité Coordinador de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas (CIPOML)

En Afganistán tienen lugar dramáticos acontecimientos para los trabajadores y el pueblo.

Los talibanes han ocupado militarmente el país, incluida Kabul, su capital. El gobierno títere apoyado por EE UU y los países imperialistas de Europa Occidental huyó rápida y vergonzosamente. En realidad, fueron los propios norteamericanos los que retiraron sus tropas y dieron luz verde a la avanzada de los talibanes.

Todos los funcionarios del gobierno afgano y todas las personas y fuerzas que han tenido relación con los imperialistas temen por sus vidas y huyen despavoridos.

Todos los que no son partidarios de la sharia y especialmente las mujeres están indefensas ante la violencia talibán.

La emigración masiva desde Afganistán, que inició hace un mes tras el anuncio de la retirada de los imperialistas americanos, ha alcanzado un punto álgido con las trágicas escenas que se vieron cuando los talibanes entraron en Kabul. La gente hace todo lo posible para escapar de su propio país. El aeropuerto de Kabul está desbordado de gente. Ha habido muertes de personas que han caído del tren de aterrizaje de los aviones, a los que se han agarrado para escapar del país. Los coches que se dirigen a Irán y Tayikistán han provocado amontonamientos en las carreteras.

 

La rectificación del proceso revolucionario no puede lograrse con golpes de Estado ni con un régimen autocrático

El Partido de los Trabajadores había llamado la atención sobre los peligros que amenazan a nuestro país, en particular el de los golpes de Estado y los riesgos de quedar atrapados en la violencia.

1. El Partido de los Trabajadores considera que los anuncios del presidente -que eran previsibles ante las peticiones de intromisión de la institución militar en el conflicto entre las facciones en el poder- son una flagrante violación de la Constitución y de las disposiciones del artículo 80 mencionadas por Kaïs Saïd.

Desde el punto de vista político, estas excepcionales medidas antidemocráticas reflejan la clara voluntad del presidente de hacerse con todos los poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, abriendo el camino al restablecimiento de un nuevo sistema autocrático.

2. Este giro de los acontecimientos augura una nueva etapa en la que la ya crítica situación del país se agravará aún más, con el riesgo de caer en una espiral de violencia y terrorismo.

Rechazamos el bloqueo económico y la injerencia imperialista en Cuba, respaldamos el derecho del pueblo a su autodeterminación

Las manifestaciones sociales que han tenido lugar en días recientes en varias ciudades de Cuba y en otros países son una continuidad de los esfuerzos del imperialismo yanqui por desestabilizar políticamente ese país e imponer un régimen que corresponda de manera estricta a sus intereses monopolistas.

A la misma hora y con las mismas consignas, destacando la ciudad de Miami, como con un guion planificado y dirigido, manifestantes tomaron plazas y calles para expresar protestas contra el gobierno cubano.

Esas protestas han sido alentadas por agentes imperialistas, y se han apoyado en situaciones materiales objetivas, como el desabastecimiento de alimentos y medicinas y los cortes prolongados de la energía eléctrica, que se han agravado en los últimos meses en medio de la pandemia de Covid-19 y que afectan de manera muy sensible a amplios sectores del pueblo.

Por los derechos democráticos, las libertades públicas, la autodeterminación y un gobierno de transición democrática en Haití.

La Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas leninistas (CIPOML) deplora el magnicidio que acabó con la vida del expresidente Juvenal Moise, ocurrido hace algunos días en Haití. Porque este tipo de acción no es solución a los problemas políticos y sociales, y no ha sido motivado por el interés de abrir compuertas a los derechos democráticos, a la libertad del pueblo haitiano, ni tampoco a la soberanía nacional de ese país hermano, por los que las masas populares han estado luchando en las calles desde el año 2018 de manera continua.

Es un hecho de primer orden que, desde el año 2018, los trabajadores y demás sectores populares de Haití han venido desarrollando importantes jornadas de protestas en las calles y plazas de las principales ciudades; manifestaciones que iniciaron reclamando reivindicaciones sociales, pero que luego integraron demandas políticas que se sintetizaron en la consigna ¡Abajo el gobierno de Juvenal Moise!

Desde 2013, el imperialismo francés ha desplegado hasta 5200 soldados en Malí y la vasta región del Sahel, con el pretexto de la "guerra contra el terrorismo". Conocida como Barkhane, esa coalición militar, creada en 2014 bajo el liderazgo del ejército francés, ha involucrado a ejércitos de Malí, Chad, Burkina Faso, Níger y Mauritania (el grupo llamado G-5 Sahel).

El resultado de esa guerra ha sido terrible para la población de estos países: el caos económico y social ha aumentado; civiles han sido asesinados por bombas y otras operaciones militares de los países imperialistas, como "daños colaterales". Ni un solo funcionario político o militar ha sido incriminado y juzgado por ello: se benefician de la total impunidad neocolonial.

[English]

Un nuevo estallido social en contra de las políticas antipopulares de la burguesía se ha producido, esta vez en Colombia.

Millones de trabajadores, campesinos, jóvenes, mujeres, desempleados, artistas, jubilados, vecinos de los barrios han paralizado el país con una combativa protesta que inició el pasado 28 de abril, y aún continúa a pesar de las decenas de luchadores y luchadoras asesinados por las fuerzas del orden, los cientos de heridos, torturados, golpeados, e inclusive agredidos sexualmente. El Ejército y la Policía han respondido con su habitual política guerrerista, para enfrentar a quienes consideran como el enemigo interno.

La contundencia de la protesta, que inclusive ha rebasado las previsiones de las organizaciones convocantes del Paro del 28A, obligó al derechista gobierno de Iván Duque a retirar la propuesta de ley de reforma fiscal que, de manera cínica, la puso por nombre de «Solidaridad Sostenible». Con esta se pretendía incrementar y elevar impuestos sobre los salarios y el consumo, que afectan principalmente a los sectores populares y medios de la población, al tiempo que el Gobierno ha tomado medidas para rebajar los impuestos sobre la renta de las grandes empresas.

¡El Primero de Mayo, levantemos en todo el mundo nuestra lucha por el empleo seguro, el pan y la libertad!

Compañeros obreros y trabajadores,

Todos los obreros y trabajadores del mundo se preparan para celebrar el día de la Unidad, la Lucha y la Solidaridad Internacional de la clase obrera en un momento de especiales condiciones históricas.

En casi todos los países la burguesía internacional, el imperialismo, los estados capitalistas y los gobiernos burgueses han intensificado la explotación y la opresión capitalista sobre los obreros y trabajadores, apoyándose en las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19.

El trabajo a tiempo parcial, las licencias no pagadas, las deducciones en el salario, los permisos y otras prácticas de trabajo ocasional se han aplicado de facto, y los despidos se han generalizado con el pretexto de la pandemia. En el último año, decenas de millones de personas han perdido su empleo y se han visto privadas de ingresos regulares. La mayoría de quienes perdieron su empleo son mujeres. Han sentido hasta los huesos la explotación capitalista y la doble opresión. La violencia contra las mujeres y los feminicidios han aumentado, en particular la violencia doméstica.

Los trabajadores y los pueblos cargan con el peso de la peor crisis de las últimas décadas

La economía mundial se encuentra entrampada en una nueva crisis capitalista, que se produce en el marco de la crisis general que afecta al sistema imperante. Esta crisis es más aguda que la de los años 2008-2009, y esa fue más grave que la de los años 1970. Es una constante en el desarrollo del capitalismo avanzar de tumbo en tumbo, en medio de momentos de crisis, en los que los principales afectados son los trabajadores y los pueblos, porque la riqueza que estos producen siempre es aprovechada por uno u otro sector de los dueños del capital.

En estas crisis se manifiestan de manera concentrada y violenta todas las contradicciones de la economía burguesa, la base para su aparecimiento cíclico está en el carácter social de la producción y la forma privada, capitalista, de apropiación de los productos del trabajo de la clase obrera. En las condiciones actuales del capitalismo monopolista, debido al acelerado desarrollo de las fuerzas productivas por la intensificación de la explotación de la plusvalía para extraer el máximo beneficio y la competencia que se desarrolla junto al monopolio, la producción capitalista tiende a desarrollarse rápida e infinitamente.

logo mundo copia

 

Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML)

Declaración de los Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas Europeos; integrantes de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML)

Estamos en medio de una grave crisis sanitaria, política, social y económica. La pandemia de COVID 19 ha expuesto una sociedad capitalista que no ha sido capaz de proporcionar ni siquiera la medicina más básica, equipos de salud y personal para los trabajadores y, especialmente a las personas pobres.

Ha demostrado de rodillas un sistema de salud pública tras años de recortes y grandes privatizaciones en beneficio de los grandes monopolios y los ricos. Un sistema al borde del colapso de la capacidad.

El golpe de Estado impulsado por el imperialismo norteamericano y ejecutado por la derecha, la policía y los militares bolivianos, apoyado por la OEA y los gobiernos reaccionarios del continente, es rechazado por los trabajadores, campesinos, juventud, revolucionarios, izquierdistas y demócratas de ese país, de la región y del mundo. Se trata de una ofensiva anticomunista y reaccionaria, que tilda de revolucionario y socialista al gobierno de Evo Morales y convoca una santa alianza para afirmar los intereses de los monopolios internacionales y la oligarquía de Bolivia.

Los trabajadores y los pueblos de Bolivia están en pie, movilizados por la defensa de sus intereses y derechos, que pretenden ser anulados por la reacción y el imperialismo.

Al cabo de varios años de gestión, el gobierno de Evo Morales y su movimiento MAS cosecharon la crítica y las demandas de amplios sectores de la población, que vieron cómo aquellos ejecutaban una política contraria a sus discursos «izquierdistas» y «antiimperialistas», al tiempo que aplicaban una política de división en el movimiento popular, creaban sindicatos paralelos y destruían directivas sindicales no disciplinadas.

¡Abajo el golpismo fascistoide, abajo el doble discurso del masismo represor y violento...  a luchar por una alternativa patriótica, democrática y popular!

La crisis desatada en Bolivia es producto del desgaste del modelo del ‘proceso de cambio’ que hace 13 años asumió el poder en aras de transformación profunda de nuestro país; el discurso anti-neoliberal y anti-imperialista y la promesa de recuperar la soberanía nacional posibilitó a Evo Morales una victoria electoral, luego de la crisis 2000-2003 cuya cúspide fueron las fatales represiones del gobierno Goni-Mesa (Octubre Negro).  Al asumir la presidencia en 2006, el gobierno del MAS se encontró con una oposición oligárquica atrincherada en la media luna quienes llevaron al país al borde de un golpe cívico-prefectural entre 2008-2009.

El pasado 18 de septiembre, el Parlamento Europeo votó una resolución (2019/2819 /RSP) que lleva por título “SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA MEMORIA HISTÓRICA EUROPEA PARA EL FUTURO DE EUROPA”.

Tras una exposición de motivos en la que se citan algunos textos legales e informes de algunos países y de los propios organismos de la Unión Europea, la citada resolución establece veintidós recomendaciones dirigidas a los países miembros de la Unión. Entre ellas, y por su especial gravedad, destacan las siguientes (entre paréntesis se indica el número de la recomendación):

a. Se considera que la Segunda Guerra Mundial fue el resultado directo del Tratado de No Agresión firmado el 23 de agosto de 1939 entre Alemania y la Unión Soviética (2).

b. Los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones que fueron causantes durante el siglo XX de un número de vidas humanas hasta entonces nunca vista en la historia de la Humanidad (3).

c. Se pide a todos los estados miembros que el 23 de agosto se declare “Día Europeo Conmemorativo de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo” (8).

d. Expresa su  preocupación por el hecho de que se sigan utilizando símbolos totalitarios en la esfera pública y con fines comerciales y recuerda que varios países europeos han prohibido el uso de símbolos nazis y comunistas (17).

Sabido es que, en su discurso del 20 de mayo pasado, el jefe del Estado Patrice Talon declaró (entre otras cosas): «soy consciente de que nadie puede faltar en la tarea de construir nuestro país; próximamente invitaré a toda la clase política a conversaciones sinceras, francas y constructivas para nuestro bien común, es decir Benín».

En declaraciones hechas el 21 de mayo, el Partido Comunista de Benín (PCB) declaraba a propósito de esto que «todas las medidas avanzadas en su discurso de mano tendida a la oposición para esas conversaciones "directas, francas y constructivas" no son más que iniciativas para consolidar la autocracia y presentarla menos odiosa ante la opinión internacional».