Imprimir 

Hay que seguir viviendo. Hay que seguir luchando. Contra la política de guerra y miseria

Condenamos sin reservas los atentados terroristas que han causado más cien muertos y numerosos heridos. Manifestamos nuestra solidaridad con las víctimas, sus familias y amigos.

Está claro que estos atentados tienen el objetivo de causar el mayor número posible de víctimas, ya sean mujeres, hombres y jóvenes de los medios populares.

Está claro que estos atentados están ligados a las guerras de Siria, de Iraq, del África subsahariana (Sahel), en las que está comprometida Francia. Nadie lo puede negar. Pero, ¿qué consecuencias debemos sacar? ¿Incrementar la intervención militar, bombardear cada vez más, comprometerse más aún en estas guerras?

Esa es la vía en la que los dirigentes estadounidenses, los de Rusia, etc. se han involucrado, y es esa vía la que los dirigentes franceses quieren seguir. Mas está claro que esa vía no resuelve nada y que la destrucción humana y material, el caos generalizado provocado por las guerras, sólo consiguen alimentar el fenómeno del terrorismo.

La situación es grave y llena de amenazas.

Sí, hay que unir a nuestro pueblo, rechazar y combatir los intentos de división y la amalgama que ya conocemos, concretamente sobre los atentados de enero último.

La unidad de los trabajadores, de las masas populares, de la juventud en la lucha contra la política de austeridad y de guerra, por el progreso social y la solidaridad entre los pueblos: esa es la verdadera muralla contra el terrorismo.

París, 14 de noviembre de 2015

Partido Comunista de los Trabajadores de Francia