Imprimir 

Por Carlos Hermida

Cuando este tiempo aciago sea solo una página en los libros de Historia, y la miseria, la opresión y el miedo formen parte de los viejos recuerdos; cuando el socialismo ilumine nuestro país, otros jóvenes leerán con asombro y admiración el relato de vuestra lucha, de vuestro sacrificio, de vuestra generosidad inmensa.
Jóvenes comunistas, militantes de la JCE (m-l), en los momentos en que os alcancen el desaliento y el cansancio, en los instantes de incertidumbre y pesimismo, pensad que la militancia comunista es un timbre de gloria, es un orgullo. Sois un ejemplo y el referente para millones de jóvenes. La semilla que hoy sembráis será la espléndida realidad del mañana socialista.

Pasará el tiempo, muchos acontecimientos que hoy nos parecen trascendentales quedarán relegados al olvido, desaparecerán con el transcurso de los años, pero vosotros, hombres y mujeres de la JCE (m-l), estaréis siempre presentes en la memoria del pueblo. Vuestra huella será imborrable. Hoy formáis parte viva de la historia de nuestro país. Mañana entraréis en la leyenda.

Manteneos firmes en vuestras convicciones comunistas, combatid sin desmayo al enemigo de clase y que vuestra palabra sea la voz de los que nunca son escuchados. Estáis aquí, herederos de la revolución de Octubre, para cambiar el mundo, para asaltar los cielos.

Vuestra indignación contra la injusticia, la explotación y la opresión os han llevado al comunismo, pero esos nobles sentimientos deben ser reforzados con una sólida formación cultural y el estudio del marxismo-leninismo. Para combatir a la burguesía debemos estar preparados intelectualmente, ser superiores a nuestros enemigos en todos los aspectos. Un comunista lucha y estudia.

Los comunistas formamos parte de una larga cadena de combate y sacrificio. Cada uno de los militantes constituye un eslabón en la lucha por la liberación de la humanidad. Tenéis un duro camino por delante, lleno de dificultades, y en esa andadura escucharéis las peores calumnias sobre los comunistas con la finalidad de desmoralizaros y sembrar dudas en vuestro ánimo. Entonces, frente a las mentiras y las insidias, recordad siempre que ser comunista, luchar por una sociedad sin clases, es, indudablemente, lo más digno que se puede hacer en la vida.

Mientras exista el capitalismo habrá comunistas. Nunca nos rendiremos, no nos pondrán de rodillas, una y otra vez superaremos las derrotas y volveremos a enfrentarnos a nuestros enemigos. Venceremos porque tenemos de nuestro lado la razón de la lucha, la razón histórica y los trabajadores están con nosotros.

¡¡¡VIVA LA JUVENTUD COMUNISTA DE ESPAÑA (MARXISTA-LENINISTA)!!!