Imprimir 

Por la memoria de los revolucionarios asesinados por el fascismo genocida: ¡BASTA DE IMPUNIDAD!

Este domingo, de nuevo las banderas rojas y tricolores han estado presentes en diversos puntos del país para homenajear a nuestros camaradas revolucionarios, asesinados en medio de los últimos estertores del fascismo que daría paso a esta "democracia" pilotada por el heredero del general asesino.

Ver galerías de imágenes>>

MURCIA: Recordando el 27S ante la tumba del camarada Sánchez-Bravo [vídeo]

Lee la intervención de la Federación Republicanos (RPS) en Madrid>>

Intervención del PCE (m-l) en el acto de Madrid:

Camaradas, compañeros, amigos:

El Partido Comunista de España (marxista-leninista) expresa su agradecimiento a todas las organizaciones políticas y sociales y a todos los ciudadanos que a título individual han acudido a este acto conmemorativo del Cementerio Civil.

                                                     

Se cumple el cuadragésimo primer aniversario  de los últimos fusilamientos del franquismo. Cinco jóvenes antifascistas –tres miembros del FRAP y del PCE (m-l) y dos militantes de ETA- fueron asesinados el 27 de septiembre de 1975 por  un régimen genocida  que nació y perduró sembrando el terror.

Pero ese crimen sigue impune, porque tenemos una Ley de Memoria Histórica que no declara ilegales los consejos de guerra celebrados durante la dictadura de Franco. El fascismo sigue presente en nuestro país porque hay cientos de fosas comunes sin exhumar en las que yacen miles de hombres y mujeres asesinados en la retaguardia franquista por el mero hecho de defender la legalidad republicana; porque hay decenas de calles y plazas que siguen llevando el nombre de militares golpistas y de pistoleros falangistas; porque no se han exigido responsabilidades a los autores del genocidio republicano; porque en los libros de texto que estudian los jóvenes de este país se denomina terroristas a quienes fueron fusilados ese 27 de septiembre. Y si hay impunidad es porque la monarquía es heredera directa  de la dictadura franquista; es a causa de esa Transición mal llamada democrática que dejó intactas las estructuras represivas del fascismo.

Denunciamos esta impunidad infame y reivindicamos la memoria y la lucha de nuestros camaradas Humberto Baena Alonso, Ramón García Sanz y José Luis Sánchez-Bravo, que sacrificaron su vida luchando contra el fascismo, por el socialismo y por la República. Eran revolucionarios, eran comunistas, eran republicanos, y fueron víctimas del terrorismo franquista.

Rendimos homenaje a unos héroes que llegaron en la defensa de sus ideales al máximo sacrificio, a la entrega de su vida. Nosotros tenemos la obligación y el compromiso de continuar su lucha. Ese es el mejor homenaje que podemos brindarles a ellos y a todas las víctimas de la barbarie fascista.

Nuestro país está sumido en una profunda crisis económica, social y política, que se manifiesta en altas tasas de paro, pobreza infantil, exclusión social, corrupción generalizada y descrédito de la política. Nosotros, comunistas, no nos resignamos, y afirmamos rotundamente, sin dudas ni vacilaciones, que podemos salir de esta crisis, que existe un futuro de prosperidad para este país, que las jóvenes generaciones no están condenadas al paro y la emigración, pero no hay solución posible dentro de este marco constitucional, dentro de esta monarquía que es la expresión política de los intereses de la oligarquía.

Para conquistar ese futuro de progreso es imprescindible la unidad de la izquierda, organizar un bloque social popular que tenga como objetivo político la III República. Este es el problema fundamental, medular, que debemos afrontar las fuerzas de izquierda. Tenemos que aparcar diferencias y unirnos como en febrero de 1936 en torno a un programa común. Entonces, el Frente Popular venció en las elecciones, y ahora también podemos frenar a la derecha, podemos y debemos cambiar el modelo político y económico de nuestro país. El camino es la unidad popular y no las formulaciones ciudadanistas que promueven la desmovilización y siembran la confusión ideológica; que van a conducir a amplios sectores de la sociedad española al desencanto y la frustración. 

En estos tiempos de renuncias ideológicas y de oportunismo político, los comunistas mantenemos firmes nuestros principios. Donde otros dicen gente, nosotros hablamos de clases sociales, de proletariado; donde otros hablan de «centralidad del tablero», nosotros hablamos de lucha de clases; donde otros apuestan por la reforma constitucional, nosotros defendemos la ruptura republicana.

Debemos combatir sin descanso contra esta monarquía, que fue cómplice de la represión franquista, que ampara y protege la corrupción, que sofoca las libertades y los derechos civiles. Tenemos el compromiso moral de trabajar y luchar por la República para recuperar la libertad, la dignidad y la soberanía nacional.

El 27 de septiembre es un día triste, pero también es un día de esperanza. El sacrificio de nuestros camaradas sembró la semilla de donde está surgiendo la regeneración republicana. Seguiremos defendiendo las banderas que ellos ondearon y los ideales por los que murieron. Jamás nos rendiremos. Venceremos.

¡¡¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA (MARXISTA-LENINISTA)!!!

¡¡¡VIVA EL SOCIALISMO!!!

¡¡¡VIVA  LA REPÚBLICA!!!

MADRID

dsc_0002 dsc_00181 dsc_00191 dsc_00201 dsc_00231 dsc_00241 dsc_00251 dsc_00301 dsc_00311 dsc_00401 dsc_00851

 

BARCELONA

1 2 3 4

 

MURCIA

DSC06522_400 DSC06523_400 DSC06525_400 DSC06530_400