Imprimir 

img igarcia 20191231 181141 imagenes lv terceros delegaciones psoe podemos kFM U472665009206kAH 992x558LaVanguardia Web

Julio Calafat

«Los capitalistas (…) echaron mano de un método que desde 1848 había venido practicándose continuamente (…) para engañar, dividir y debilitar a los obreros. Este método es el de los llamados «gobiernos de coalición», o sea los gobiernos mixtos formados por elementos de la burguesía y por tránsfugas del socialismo. En los países en que la libertad y la democracia coexisten desde tiempos más antiguos con el movimiento obrero revolucionario, en Inglaterra y Francia, este método ha sido aplicado repetidas veces y siempre con éxito por los capitalistas. Los caudillos «socialistas» que entran en los gobiernos de la burguesía, en estas condiciones, acaban siendo siempre lo que es inevitable que sean: testaferros, muñecos, encubridores de los capitalistas, el instrumento de que éstos se valen para engañar a la clase obrera.» (Lenin. «Enseñanzas de la revolución»)

Cierto es que han pasado algunos años desde que Lenin escribiera eso, empero si nos limitamos a decir que eso es cosa del pasado, estamos ciegos para ver y calibrar el turbio presente que nos rodea y acecha.

*   *     *

Sigue el baile y los dimes y diretes sobre la formación de gobierno, y los chalaneos, maniobras, regates entre pillastres, por no decir golfos de la política, pues en esta viña hay de todo. Las siglas de los nombres de algunos partidos (casi todos), se dan de bruces con su realidad práctica, como el PP, nido de mangantes, estafadores, privatizadores y venta de lo público ,, (con sus consiguientes pingües beneficios), o como los carotas del PSOE…Hay diferencias, claro que las hay, de los anti castas que aspiran a ser casta disfrazada que van rebajando a la chita callando sus primitivas propuestas y líneas rojas, líneas que a fuerza de rebajarlas se están quedando en un rosa pálido, y están al borde de ser más de lo mismo, con algunas variantes y gambitos, como en el ajedrez: dar para situarse mejor. Y semi agazapadas, con las garras prestas a golpear, las bestias de Vox, que ni se molestan en camuflar o disfrazar su podrida y sanguinaria naturaleza.