Queridos camaradas: Con alegría os enviamos saludos revolucionarios al Congreso del PCE (m-l), a su dirección y a todos sus militantes.

Vuestro congreso se celebra en un contexto marcado por la profunda crisis del sistema imperialista mundial, de consecuencias dramáticas para el proletariado y los pueblos. Además de guerras reaccionarias e intervenciones militares (Iraq, Malí, Ucrania..) las potencias imperialistas y los organismos financieros internacionales, como el FMI, el Banco Mundial y la OMC, para hacer pagar la crisis a la clase obrera y a los pueblos, imponen medidas de austeridad que liquidan los logros sociales.

La reestructuración y otras medidas de privatización conducen al paro en numerosos sectores económicos y agravan el desempleo. La Unión Europea, con sus medidas neoliberales, dicta presupuestos de austeridad que agravan las condiciones de vida de las masas populares y de la juventud en Grecia, Italia, España, Portugal y demás países miembros de la UE.

España está sumida en una aguda crisis que se manifiesta políticamente con numerosos casos de corrupción en el seno de la podrida burguesía y sus partidos políticos. La crisis se manifiesta duramente en el plano económico con el cierre de empresas, despidos masivos, con la consecuencia del paro, que alcanza porcentajes enormes. Pero la clase obrera, los pueblos y la juventud de España no se resignan ante esta política neoliberal. Grandes luchas e importantes manifestaciones en toda España demuestran la determinación de los pueblos para defender sus conquistas sociales, el derecho al trabajo, la vivienda, contra la carestía de la vida, etc. La bandera de la República es levantada en esos movimientos sociales, y la lucha por una República Popular y Federativa está a la orden del día. En estas luchas, el PCE (m-l) impulsa la dinámica unitaria para evitar la dispersión de las fuerzas de izquierda y por el proceso de construcción de un frente unitario de lucha por las reivindicaciones económicas, sociales y políticas. Estamos convencidos de que vuestro congreso será marco de profundos debates y de firmes resoluciones para reforzar el Partido y permitirle que desempeñe plenamente su papel de vanguardia en el seno del proletariado y de los pueblos de España.

En nuestro país, el Alto Volta, llamado Burkina Faso, una insurrección popular los 28,29 y 30 de octubre, en todo el territorio nacional, ha derribado el régimen dictatorial de Blaise Compaoré el cual ha tenido que huir con la ayuda del imperialismo francés. Esta insurrección es el resultado de numerosos años de lucha y de sacrificios de nuestro pueblo por la libertad, la justicia y un verdadero progreso social. Numerosos jóvenes se echaron a la calle empujados por el hambre, la falta de trabajo y de perspectivas, así como para denunciar la corrupción y numerosos crímenes. La burguesía reaccionaria y las potencias imperialistas tratan de confiscar esta victoria del pueblo, mediante un golpe de Estado militar e instaurar un gobierno de transición para organizar elecciones en 2015. Se trata de maniobras para ahogar el movimiento revolucionario. Nuestro Partido y el Movimiento Democrático Revolucionario, continúa con determinación el trabajo de movilización y organización para desarrollar la lucha por la revolución y un verdadero cambio que pasa por la destrucción del sistema neocolonial.

Queridos camaradas: en esta situación, el internacionalismo proletario, parte integrante del marxismo-leninismo es más que nunca necesario. Nuestras luchas son las mismas y sirven a la misma causa del proletariado, la liberación nacional y social, la construcción del socialismo científico. Nuestros partidos trabajan con esos objetivos en el seno de la Conferencia Internacional de Partido y organizaciones M-L, que acaba de celebrar su XX aniversario.

¡Viva el Congreso del PCE (m-l)! ¡Viva el internacionalismo proletario!