Camaradas delegados:

Reciban nuestro saludo internacionalista de amistad, así como los deseos de que este Congreso lo sea de éxitos.

El Partido Comunista del Trabajo de la República Dominicana tiene por ustedes un gran respeto y admiración, por la historia que han escrito con sangre derramada por sus militantes, y la valentía con la que han asumido la responsabilidad de construir la vanguardia combativa y revolucionaria de la clase obrera y de los pueblos de España en unas condiciones muy difíciles en su país y en Europa.

A pesar de las traiciones de algunos tránsfugas que estuvieron antes en el Partido, y de los viejos revisionistas, ustedes se han preocupado por mantener en alto la bandera de los principios, la revolución y el socialismo, y se han ganado un lugar de respeto en su propio país y en la Conferencia de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas (CIPOML). Es justo reconocer el papel jugado por el camarada Raúl Marco en la forja de la CIPOML. La experiencia acumulada por ustedes ha sido de una gran ayuda en los avances que hemos, logrado en nuestro movimiento comunista.

El Partido Comunista del Trabajo de la República Dominicana ha venido a este congreso a reiterar el aprecio que siempre les hemos tenido, a ustedes en general, y a su liderazgo en particular. Nuestro origen y desarrollo tienen mucho del ejemplo del PCE (m-l).

Les expresamos la absoluta confianza de que, a pesar de todos los obstáculos que se les interpongan, los comunistas de España seguirán avanzando y ganarán el corazón, la conciencia y los puños de la clase obrera y los pueblos del país.

¡Salud, camaradas! ¡Viva el PCE (m-l) y el Internacionalismo proletario!

Comité Central del PCT de la República Dominicana.