Imprimir 

El III Congreso del PCE (m-l) en su nueva época (VIII de su historia) dirige su saludo a los camaradas de las organizaciones hermanas de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas, a todos los comunistas del mundo, al conjunto de la clase obrera y a los pueblos.

En este Congreso, nuestro Partido reafirma su compromiso con la causa del internacionalismo proletario y en especial con los partidos y organizaciones miembros de la CIPOML, cuando cumplimos veinte años trabajando codo con codo por la Revolución.

Durante todo este tiempo, el aliento y ayuda fraternal de los camaradas de nuestros partidos hermanos ha tenido una importancia capital para hacer frente a los difíciles años que siguieron a la maniobra de los liquidadores del Partido, para hacer posible la reorganización de los marxistas-leninistas españoles y, después, en la reconstrucción del PCE (m-l). Es innegable que, durante todos estos años, nuestra participación, que nos llena de orgullo, en las reuniones Plenarias, en el Comité de Coordinación, en las reuniones regionales y en los congresos y actividades de los diferentes partidos hermanos, nos ha permitido conocer los avances que se producen en la organización internacional de los marxistas leninistas, agrupados en torno a una CIPOML que se refuerza con nuevas incorporaciones, así como las experiencias de las luchas de los diversos Partidos Hermanos nos ayudan en nuestro trabajo político.

Los análisis colectivos de la CIPOML nos sirven de gran ayuda para clarificar las posiciones frente a las corrientes oportunistas y, en momentos de tanta fluidez política como los actuales, han facilitado la cohesión ideológica de nuestro Partido. En este sentido, saludamos con entusiasmo las conclusiones aprobadas en la XXI Plenaria de la CIPOML celebrada recientemente en Turquía, cuyos documentos sobre la Mujer, el Frente Popular y la situación internacional aportan valiosos análisis y propuestas que sin duda contribuirán a enriquecer y orientar nuestra política.

Por todo ello, pues, queremos expresar una vez más nuestra gratitud y adhesión inquebrantable a los principios y organización de la CIPOML, que sin duda se va a seguir desarrollando y va alcanzar cotas mayores de unidad comunista.

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡VIVA LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE PARTIDOS Y ORGANIZACIONES MARXISTAS-LENINISTAS!