Ante las detenciones de militantes del Partido Marxista Leninista (Reconstrucción Comunista), en una operación antiterrorista contra las supuesta ramas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en nuestro país, el Partido Comunista de España (Marxista - Leninista) quiere mostrar su solidaridad de clase con los detenidos, familias y camaradas. Una operación que trata de atacar la solidaridad internacionalista con el pueblo sirio y kurdo, como ya se trató de criminalizar a los militantes de izquierda que combatieron al gobierno nazi de Ucrania.

El gobierno en funciones continúa con la política represiva contra los movimientos sociales y la izquierda transformadora y revolucionaria, con ejemplos tan infames como la ley mordaza y la condena de cárcel para militantes antifascistas como Alfon, que suponen un giro más a la grave situación de nuestros pueblos.

Un Estado que mantiene la amistad con gobiernos que financian al Daesh sin ningún rubor, un Estado que legitima al gobierno turco y su terrorismo institucional, el mismo Estado que se contradice a sí mismo a la hora de acusar a los kurdos sirios de terroristas, no está legitimado como modelo de estado, y de hecho nunca ha conseguido estarlo.

Se hace necesario, pues, avanzar hacia la III República, acabar con la monarquía que da cobertura al capitalismo y al imperialismo, para hacer más próximo el fin de este sistema de explotación, miseria y muerte.

Partido Comunista de España (marxista-leninista)