Imprimir 

La guerra vuelve a presentarse como la solución a los brutales atentados de París. Parece que no hemos aprendido nada. Parece como si ignoráramos que ese es el objetivo de ISIS. Parece que ignoramos que la “guerra contra el terrorismo” que declaró USA hace 10 años, a raíz de los atentados de la Torres Gemelas, ha sido un rotundo fracaso que se resume en que los atentados y víctimas se han multiplicado por diez en este periodo y que la inestabilidad en países como Irak, Afganistán, Libia, Yemen o Siria sigue siendo una enorme fuente de terroristas. La guerra nos ha llevado a un mundo mucho más inseguro y violento. Por todo ello, el SECTOR CRÍTICO DE CCOO DE MADRID vuelve a manifestar su rotundo NO A LA GUERRA, apoyando el Manifiesto “No es nuestro nombre” cuyos contenidos comparte y valorando que:

Parar la guerra debe ser una prioridad para las trabajadoras y trabajadores, y para ello el Sector Crítico de Madrid propone:

1. Es necesario mantener e incrementar la movilización en la calle y en los centros de trabajo, haciéndola permanente. De nada servirán movilizaciones puntuales porque la pelea será larga y los defensores de la guerra son muchos y muy poderosos.

2. Es necesario también crear Plataformas en todos los ámbitos para organizar y extender la lucha. Es imprescindible la unidad de todas las organizaciones y colectivos y su coordinación. La experiencia de la lucha contra la OTAN debe sernos muy útil.

 

NO A LA GUERRA. NO EN NUESTRO NOMBRE.

NO EN EL NOMBRE DE LA CLASE TRABAJADORA

 

Madrid, diciembre de 2015

SECTOR CRÍTICO DE CCOO DE MADRID