Imprimir 

Comunicado del Comité Ejecutivo del PCE (m-l)

El derribo de un cazabombardero ruso por parte de las fuerzas aéreas turcas agrava aún más las contradicciones interimperialistas en la zona de Oriente Próximo. Este gravísimo incidente, unido a los recientes atentados de París y a las declaraciones del presidente Hollande afirmando que Francia está en guerra con el denominado Estado Islámico, está creando un clima de miedo y crispación en Europa de imprevisibles consecuencias. Ante la escalada bélica que se anuncia, el Partido Comunista de España (marxista-leninista) declara:

1) Los conflictos imperialistas son la consecuencia de las rivalidades generadas por la crisis económica del capitalismo, que, como en ocasiones anteriores, provoca una intensa lucha por la conquista de mercados y el control de las regiones ricas de materias primas. La clases obrera no debe dejarse manipular por las consignas nacionalistas de unos gobiernos que solo responden a los intereses de la oligarquía.

2) Condenamos los atentados de París como crímenes injustificables, pero denunciamos que Hollande, Cameron y Obama no tienen estatura moral para condenar estos crímenes, por cuanto han llevado a cabo y apoyado, y siguen haciéndolo, intervenciones armadas que constituyen delitos de terrorismo de estado. Las agresiones contra Afganistán, Irak, Libia y Siria solo han servido para fomentar odio y el fanatismo y generar acciones terroristas contra poblaciones indefensas. El fundamentalismo islámico es la consecuencia del imperialismo norteamericano y de sus aliados europeos. Esas potencias, además, no han tenido el menor escrúpulo en acudir a la última cumbre del G-20 con un anfitrión como Turquía que ha apoyado al Estado Islámico y, mientras se desarrollaba aquella, estaba practicando abiertamente ese terrorismo de estado contra su pueblo y la oposición de izquierda.

3) Llamamos a la clase obrera y a todos los sectores populares a oponerse a una intervención militar española, o a su presencia, en Siria, Malí o en cualquier otro país. La participación en la guerra de Irak (guerra promovida por el trío de las Azores: Bush-Blair-Aznar), decidida personalmente por el gobierno de éste, tuvo unas trágicas consecuencias que podrían volverá repetirse. Ahora el Ejecutivo de Rajoy muestra prudencia ante la proximidad de las elecciones para evitar un nuevo 14M, pero no cabe duda que, si logra formar gobierno de nuevo, volverán a sonar los tambores de guerra. Para evitar nuevas aventuras bélicas debemos salir de la OTAN y recuperar nuestra soberanía nacional, pero solo podremos lograrlo cuando el poder pase a manos de las clases populares, en el marco de una República Popular y Federal.

4) El capitalismo imperialista provoca miseria, hambre y desempleo, y conducen al mundo, como ya hicieron en 1914 y en 1939, a una catástrofe bélica.

5) Frente a la barbarie capitalista, la única solución es el socialismo.  

Madrid, 26 de noviembre de 2015