Imprimir 

Vivimos una época de ataques constantes contra nuestra educación pública, reducen la financiación, recortan en profesorado y recursos, el sistema educativo promueve la competición entre centros y  la segregación, todo esto en favor de la privatización de nuestra educación, surge una nueva asignatura cargada de ideología neoliberal como iniciativa emprendedora, otra asignatura como la de historia, que es una materia vital para que los alumnos desarrollen un espíritu crítico, a la hora de tocar ciertos temas como la transición española parece más bien un panfleto de propaganda, o la asignatura de religión, que vuelve a cobrar fuerza por culpa de la privatizadora, antidemocrática, segregadora y competitiva LOMCE.

Para defender nuestra educación pública no vale con la espontaneidad que ha caracterizado hasta ahora a la lucha estudiantil, es necesario dotar a la movilización popular de continuidad organizativa, abandonar la premisa “del movimiento por el movimiento”, trabajar para establecer bases organizativas en cada centro de estudio, crear las condiciones para una futura lucha estudiantil más potente, y en unión de las luchas de los otros sectores populares, dotar a la movilización de objetivos políticos dirigidos contra los responsables de la destrucción de nuestra educación pública, y abandonar la idea que nos inculcan los oportunistas de no politizar la lucha estudiantil, cuando, la causa del problema es política en sí misma. Esto es necesario para luchar efectivamente contra el programa político y económico que impone la oligarquía y así recuperar uno de nuestros derechos más básicos como es el de una educación pública de calidad. Una educación pública será el primer paso en el camino a una educación al servicio de la clase obrera.

¡Basta ya de ver cómo nos arrebatan hasta nuestros derechos más básicos y salen impunes, de ver cómo se ríen en nuestra propia cara! ¡Contra esta barbarie, es necesario organizarse y luchar! No podemos permitir que sigan vapuleando nuestra educación, así hasta volver a la época en la que sólo los hijos de los ricos podían estudiar, aunque para muchos jóvenes que han tenido que abandonar sus estudios por falta de dinero ya hemos vuelto a esa época.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA | LAICA | GRATUITA | DE CALIDAD

POR LA III REPÚBLICA Y POR EL SOCIALISMO

Valladolid. Noviembre de 2017.

Partido Comunista de España (marxista-leninista)

Juventud Comunista de España (marxista-leninista)