Imprimir 

Por un sindicato a la ofensiva con propuestas y movilización

El próximo año se celebrará el XI Congreso Confederal de CCOO en un contexto económico, político y social muy preocupante para las trabajadoras y trabajadores y para el conjunto de las capas populares. Los duros ajustes auspiciados por las instituciones internacionales y practicados con entusiasmo por los distintos gobiernos, han mostrado el fracaso de un modelo de crecimiento al servicio de un capitalismo sin escrúpulos que genera más desigualdades, exclusión social e injusticias. Un modelo económico que antepone los intereses del capital a los derechos de las personas y que están suponiendo recortes inaceptables en el escaso estado del bienestar.

af368927-08ad-45b5-acdc-5fc6ef24f6e8

Desde el VI Congreso de CCOO, hace 20 años, el Sector Crítico ha recorrido un largo camino, no exento de dificultades, exclusiones y represión incluidas, pero también de propuestas, aportaciones críticas y denuncias de la actuación de CCOO, cuando ha sido necesario, al objeto de que el capital moral e ideológico acumulado por el sindicato con el esfuerzo y la lucha de tantos miles de militantes no se dilapidara con el conformismo y retroceso de la democracia y la participación.

En aquel ya lejano VI Congreso se elaboró un documento de alternativas analíticas, programáticas y organizativas que considerábamos necesarias para articular la defensa de las trabajadoras y trabajadores y, más allá de esto, la defensa de una sociedad más justa, libre y solidaria. Hoy seguimos considerando que aquellas formulaciones siguen teniendo plena vigencia con las lógicas adaptaciones tras los cambios sociales producidos.

En este tiempo hemos tenido importantes diferencias, algunas de gran calado, con los acuerdos tomados por la mayoría confederal: estrategia seguida en el diálogo social que validaron acuerdos, en nuestra opinión lesivos para la mayoría de las trabajadores y trabajadores; la posición sobre el Pacto de Pensiones, la posición del “experto” nombrado por el Sindicato aceptando un informe absolutamente lesivo, o los Acuerdos de Negociación Colectiva, aceptando duros ajustes salariales sin que la patronal se comprometiera realmente a crear empleo. Algunas de las enmiendas presentadas por el Sector Crítico en el X Congreso y que fueron rechazadas, como la necesidad de constituir una banca pública al servicio de la ciudadanía, sin ánimo de lucro, con funcionamiento ético y controlada democráticamente, tiene hoy más sentido si cabe. Fue un grave error de la mayoría confederal, defendido con gran vehemencia, que esperemos pueda corregirse. Tampoco corrieron mejor suerte aquellas que apostaron por la profundización en los sistemas de democracia interna y participación, ni las referidas al sistema público de pensiones.

d36e0f65-f744-4c3f-aa41-b51008c064b7

En estos momentos se hace aún más necesario poner todos los medios a nuestro alcance para recuperar el mejor sindicato de clase para los trabajadores y trabajadoras, lo que incluye, para nosotras y nosotros, entre otros, los siguientes aspectos:

d71c4a27-e8d5-4b00-9484-3ba7ffe37bbeEstas son las consecuencias cuando se abandona la movilización, se negocia desde la debilidad y la afiliación no es informada puntualmente de las negociaciones.

Ahora se impone una estrategia de acumulación de fuerzas para reformar el E.T. y el marco normativo en su conjunto para conseguir ganar espacios para la negociación colectiva, la participación para incidir en la organización y en las condiciones del trabajo. Esto significa disputar la generación de nuevos derechos, colectivos e individuales y recuperar los antiguos que permitan avanzar en el territorio de la empresa disminuyendo su opacidad antidemocracia actual.

2ea7bf0d-1d07-4ace-90e7-c3143100f3c0