Reproducimos el comunicado que ha emitido la Plataforma por la defensa del los derechos sociales de la sierra de Guadarrama, de la que formamos parte organizaciones políticas, sindicales y sociales de la sierra, como PCE(m-l), RPS, IU, PCE, PAH y CCOO comarcal, entre otras.

El viernes día 16, un grupo de activistas estuvimos en el acto de inauguración del reformado centro de salud de Alpedrete, al que acudía el presidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, con pancartas sobre el conflicto de Gigante y la situación de sus 500 trabajadores.

NI UN DESPIDO EN LOS SUPERMERCADOS GIGANTE - POR EL COBRO DE LOS SALARIOS

La plataforma por la Defensa de los Derechos Sociales de la Sierra de Guadarrama apoyamos a los trabajadores de los supermercados Gigante en la defensa de sus puestos de trabajo y por el cobro de sus salarios.

Esta empresa empezó a finales de los años 70 del siglo pasado a partir de dos tiendas de ultramarinos en Cercedilla y los Molinos y hoy son una cadena con 19 supermercados centrados sobre todo en la Sierra: Collado Villalba, Alpedrete, Guadarrama, San Lorenzo del Escorial, Galapagar, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Moralzarzal, Villanueva del Pardillo, Villanueva de la Cañada, más uno en Madrid en la C/ Cartagena y otros dos en Ávila. Uno de los éxitos de estos comercios, que ha permitido su expansión, ha sido el buen hacer de sus trabajadores, particularmente de la profesionalidad y cercanía de sus especialistas así como una hábil política de precios y ofertas. Y, no podemos olvidar que, el elemento esencial de las ganancias patronales está en los beneficios que obtienen del trabajo de sus empleados.

La situación que sufren los trabajadores de los supermercados Gigante es consecuencia del desprecio de la patronal de la empresa por los 500 trabajadores y sus familias que dependen para subsistir del salario que han ganado con su trabajo. El desabastecimiento de productos, por falta de pago a los proveedores, está provocando el cierre progresivo de líneas: cadena de frío, panadería, pescadería… Durante el último mes vemos como la empresa está siendo desmantelada. Los trabajadores no han cobrado las nóminas de diciembre.

Esta situación no es producto de una falta de ventas o de la situación insostenible de una empresa en quiebra, por el contrario es una empresa con fuertes ganancias. Las disputas entre los herederos de las dos familias que iniciaron el negocio están poniendo en peligro la continuidad del trabajo de sus casi quinientos trabajadores.

La empresa no ha hecho ninguna notificación a la plantilla de posibles cambios en la actividad laboral ni sobre el futuro de sus empleos, pero el deterioro en los pagos a proveedores, el desabastecimiento en productos indican que los desacuerdos, pueden llevar a la cadena a un declive que en el futuro próximo de modo que aparezca la “no viabilidad del negocio” como excusa para la liquidación del mismo.

En la asamblea de trabajadores que se celebró el pasado domingo, en la intervención de la representante de la Plataforma, se expresó nuestro apoyo con la lucha que los trabajadores necesitan llevar adelante para conseguir el mantenimiento de los puestos de trabajo y de los salarios. Los trabajadores necesitan sobrepasar el espíritu que el Comité de Empresa llevó a la asamblea. La única salida que planteó es la de los abogados para interponer demandas. El Comité ha buscado un despacho privado que, independientemente de su capacidad profesional, está desarrollando unas acciones de demandas para cobrar y negociar las posibles indemnizaciones si se cierra, pero como es lógico, sus intereses y conocimientos no están por ayudar a organizar la movilización para conseguir mantener los puestos de trabajo y con ello asegurar los salarios.

Para defender los puestos de trabajo hace falta movilización, buscar salidas en la negociación con la empresa que garanticen los puestos de trabajo, y si los actuales patrones venden la empresa, conseguir la subrogación en la nueva empresa de todos los trabajadores respetando los derechos adquiridos, antigüedad…y para todo eso, es necesario que los trabajadores se coordinen, que formen una piña en el objetivo de defender los puestos de trabajo, es importante que, como se propuso en la asamblea, en cada centro elijan un representante de su confianza que participe en las reuniones del Comité, con la Empresa y en todos los foros de representación, que coordinen los centros y den información real y precisa y recojan el sentir y las propuestas del conjunto de la plantilla.

Las medidas de movilización y presión tienen que acompañar las negociaciones, las demandas jurídicas… y no pueden ir por caminos distintos para que el resultado sea favorable a los intereses de los trabajadores.

La Plataforma, además de comprometernos a difundir vuestra situación y llamar a los vecinos de la Sierra a apoyar vuestra lucha, estamos moviéndonos con los compañeros que tienen cargos institucionales, para que presenten mociones en los ayuntamientos para que estos intervengan y presionen a los empresarios para que se sienten a negociar vías de salida que aseguren el mantenimiento de los puestos de trabajo. A través de IU se ha pedido la intervención de sus diputados regionales para que la Comunidad de Madrid intervenga en la solución favorable del conflicto.

En esta próxima manifestación que vais a convocar tenéis todo nuestro apoyo.

14 de enero de 2015