Lo que los trabajadores temían se va cumpliendo, los rumores se están haciendo realidad: a día de hoy [8 de enero], los trabajadores no han cobrado la nómina de diciembre, y el desabastecimiento de numerosos productos por falta de pago a los proveedores es ostensible.

Hoy se celebra una junta de accionistas. Durante la mañana, decenas de vecinos hemos acudido al supermercado de Collado Villalba, en el Polígono P 29, ante el anuncio de una concentración convocada por trabajadores de la cadena y que, en última instancia, ellos mismos desconvocaron.

La situación es confusa: falta información pero sobre todo falta coordinación de los distintos centros, una valoración colectiva de la situación por el conjunto de los trabajadores, de los pasos a seguir y medidas a tomar; falta la celebración de asambleas, falta voluntad del comité de empresa para convocarlas… Falta la intervención directa de los sindicatos. Sabemos que desde la Unión Local y la Federación que lleva Comercio en CCOO están haciendo esfuerzos para que el Comité de Empresa informe y tome medidas que respondan a la urgencia del problema: en primer lugar, llevar la acción sindical conjuntamente con la jurídica.

El camino que está siguiendo el Comité, que ha buscado un despacho particular de abogados, al margen de las asesorías laborales de los sindicatos, está llevando a los trabajadores a esperar a que se pueda poner demandas, sin discutir con ellos ni con quién ni cómo se debe llevar el conflicto; un despacho de abogados que, además, está cobrando 45 € por cada trabajador que se acoja a esta línea: y ya van más de trescientos, porque no se les está planteando otra salida.

Nos consta que las asesorías jurídicas y los gabinetes de economistas, al menos de CCOO, están a disposición de los delegados sindicales en conflictos como este, sin ningún coste para los trabajadores hasta que no sea necesario tramitar demandas. La acción sindical, que es lo que en este momento se necesita, tiene que ir indisolublemente unida a la acción jurídica para tener garantías de que los abogados no van a ir en contra de los intereses y decisiones de los trabajadores. Para ello es imprescindible que el Comité de Empresa cambie de actitud, que deje de colocarse al margen de los sindicatos por los que se presentaron sus miembros y dé participación al conjunto de los trabajadores. Si no lo hace el Comité, deben hacerlo los sindicatos.

Apoyamos e instamos a que se convoque con urgencia a los trabajadores, que sean los gabinetes jurídicos de los sindicatos los que lleven las acciones legales para que éstas estén en concordancia con las decisiones y acciones que haya que emprender para salvar los puestos de trabajo.

Las organizaciones políticas, movimientos y plataformas progresistas que estamos en la Sierra estamos dispuestos a apoyar su lucha, y son innumerables las muestras de solidaridad de los vecinos de los pueblos que, con impotencia todavía, están mostrando su cariño a los trabajadores de Gigante.

POR LA DEFENSA DE LOS PUESTOS DE TRABAJO EN GIGANTE

POR EL COBRÓ INMEDIATO DE LOS SALARIOS

ADELANTE LA SOLIDARIDAD: ¡¡¡COMPAÑEROS, NO ESTÁIS SOLOS!!!

Fuente: federacion.republicanos.info