¡Fuera el imperialismo de Siria! ¡OTAN no, bases fuera!

Comunicado del PCE (m-l)

El ataque ordenado por el Presidente de Estados Unidos contra una base militar siria constituye una agresión que carece de cualquier justificación legal y viola los principios más elementales del derecho internacional. El pretexto es el supuesto ataque del ejército sirio con armas químicas contra la localidad de Jan Shijún, pero dicho acción no ha sido comprobada y, en cualquier caso, ningún país soberano, y Siria lo es, puede ser objeto de un ataque brutal como el sufrido en las últimas horas.

Los dos destructores desde los que se han disparado decenas de misiles forman parte del escudo antimisiles con sede en Rota, lo que convierte a nuestro país en protagonista directo de un acto de guerra contra un Estado que nunca ha tenido un comportamiento hostil contra España.

Nuestra pertenencia a la OTAN nos hace cómplices de una política imperialista ajena a nuestros intereses y que nos puede acarrear gravísimas consecuencias. Es necesario recuperar la soberanía e independencia nacional, romper nuestra dependencia con respecto a Estados Unidos, y eso solo puede conseguirse en el marco de un nuevo modelo de Estado: la República Popular y Federal. El régimen monárquico actúa al servicio de una oligarquía antipatriótica que condena al pueblo español a la miseria y la desesperación.

El gobierno de Estados Unidos, con este ataque, entra de lleno en una dinámica que puede conducir a una guerra mundial de incalculables consecuencias. La crisis estructural del capitalismo está provocando una intensa lucha entre las potencias imperialistas por el control de áreas estratégicas, tanto desde el punto de vista económico (materias primas, mercados, etc.) como geográfico.

La política de Donald Trump en materia de política exterior sigue la línea de sus antecesores. Es una política militarista que tiene como objetivo alcanzar una hegemonía hoy disputada por Rusia y China. Es una política belicista que conduce al abismo de la guerra. Trump no es un loco, ni un alucinado, como no lo era Hitler. Representa los intereses de una fracción de la oligarquía estadounidense que apuesta por el enfrentamiento bélico como el camino más corto para superar la crisis económica. La destrucción masiva de fuerzas productivas podría originar un ciclo de recuperación de la tasa de ganancia, como ya ocurrió tras la Segunda Guerra Mundial. No importa si hay que sacrificar a decenas de millones de hombres y mujeres.

El Partido Comunista de España (marxista-leninista) condena la agresión contra Siria cometida por Estados Unidos, llama a la movilización y a la lucha popular contra el imperialismo y denuncia la pertenencia de España a la OTAN. Hace también un llamamiento a participar masivamente en todos los actos conmemorativos del aniversario de la II República, en la perspectiva de lograr la ruptura política con la monarquía y la Constitución de 1978.

El capitalismo nos conduce a la barbarie. En este año, en el que se cumple el centenario de la revolución bolchevique, es más necesario que nunca recordar las enseñanzas de esa revolución que marcó el inicio de la emancipación del género humano. Octubre nos señala el camino.