Imprimir 

TOUFAN (Irán)

El imperialismo es la fuente del terrorismo

Las bárbaras acciones terroristas en París que dieron como resultado la muerte de más de 120 personas inocentes son el producto natural de las políticas imperialistas. Nadie nace siendo un terrorista, ni el terrorismo es accidental o un atributo de una religión específica. El terrorismo en el mundo actual es el producto de la intimidación y el saqueo por los países imperialistas occidentales. Estas potencias imperialistas destruyen intencionadamente la seguridad mundial al violar continuamente las leyes y reglamentos internacionales que deben proteger y garantizar la inmunidad y la seguridad de las personas. Causan la muerte de millones de personas a través de actos arbitrarios y criminales acompañados de mentiras venenosas.

Nadie tiene el poder de buscar responsables y conseguir justicia. No hay autoridad judicial internacional para garantizar los derechos de las personas individuales. Incluso el Tribunal Penal Internacional es un instrumento de la represión y la imposición de sus objetivos siniestros. El lenguaje de la intimidación y la pistola se ha convertido en el lenguaje internacional de los imperialistas.

Los imperialistas occidentales, y en particular los imperialistas estadounidenses, esperan que los pueblos del mundo acepten sus dictados. La invasión imperialista-sionista de Afganistán, Irak, Siria, Palestina, Yugoslavia, Libia, Malí, Sudán, Granada y muchos otros países de los cuatro continentes, así como el saqueo de los recursos del mundo, creando una brecha enorme y profunda entre el polo de la pobreza y el polo de la riqueza, van a generar y reforzar el desempleo, la falta de vivienda, la desesperanza, el desplazamiento y la falta de perspectivas.

El terrorismo es hostil al marxismo y desvía el movimiento de la clase obrera y las masas. La lucha contra el terrorismo pasa por la lucha por la igualdad y la justicia social y por la eliminación de la explotación del hombre por el hombre. Los que tienen interés en la lucha contra el terrorismo son los que también luchan contra la fuente del terrorismo, el imperialismo. La lucha contra el terrorismo ciego es inseparable de la lucha contra el estado terrorista más grande del mundo, que es el imperialismo norteamericano. Sólo con esta posición es posible condenar las acciones terroristas en Francia, Beirut, Dinamarca y en todas partes en el mundo sin llegar a ser un apéndice de la propaganda imperialista.

Partido del Trabajo de Irán (Toufan), 14 de noviembre de 2015

www.toufan.org