Sin categoría

La larga campaña para la primera vuelta de las elecciones presidenciales ha terminado con el paso a la segunda de E. Macron y de M. Le Pen. Pese a la fuerte presión para votar, la abstención ha sido del 20%. En esta cifra se encuentran todas las personas que han querido manifestar su rechazo al sistema. Es la posición que hemos defendido y aplicado.

Las diferencias entre los cuatro primeros candidatos son muy reducidas: Logran entre el 19,5% y el 24% de votos, lo que demuestra la estrecha base electoral de los dos candidatos que se van a enfrentar.

El rechazo masivo hacia los representantes de los dos partidos que han gobernado durante cuarenta años, Fillon por la derecha y Hamon por el PS, es uno de los aspectos a destacar de los resultados. El golpe es particularmente severo para el PS, que ya ha explotado.